Holanda concesiona carretera A16 por US$730 millones / by Federico Villalobos

A nivel internacional los países recurren a la figura de la concesión (alianza público privada) como herramienta para procurar el uso eficiente de los recursos públicos al alinear los incentivos del sector privado con los resultados esperados durante la vida del proyecto. ¿Por qué? Porque la empresa juega un rol de accionista y no de proveedor como ocurre en el modelo convencional.

A16

Holanda avanza en concesión vial por US$730 millones

En recientes artículos vimos ejemplos de concesiones en Alemania, Noruega, Chile y Uruguay. En línea con las mejores prácticas internacionales Holanda avanza en la concesión de la autopista A16, proyecto de 11km que enlaza las cuidades de Rotterdam y La Haya.  A la fecha el proceso de licitación cuenta con 3 consorcios privados que incluyen empresas holandesas, británicas, belgas y españolas.

La concesión será por 25 años y un modelo de pagos del Estado por disponibilidad. Es decir, hablamos de una concesión sin peaje, es decir un proyecto de financiamiento privado con fondeo (pago) público. El Ministerio de Infraestructura y Ambiente de Holanda enumera las siguientes ventajas del modelo de concesión (alianza público privada o participación público privada):

  • Los proyectos son ejecutados de manera más rápida y sin sobre-costos.
  • La empresa privada se encarga de todas las fases del proyecto de principio a fin y saben los resultados que el Estado espera, lo que les permite ser eficientes en la toma de decisiones.
  • Planificación de largo plazo (no sólo construcción).
  • El Estado puede brindar los mejores servicios públicos sin necesidad de grandes planillas estatales.

La competencia es global

Los holandeses son una muestra más de la forma en como el mundo entero está modernizando su infraestructura. Modelos que promueven la alianza con el sector privado, la contratación por resultados y el uso eficiente de los recursos públicos.

La competencia es global y aquellos países que por prejuicios ideológicos y desconocimiento descarten la figura de la concesión están sencillamente condenándose a quedar atrás en temas de competitividad global.
Destino inversión